Cerrar
Por Nancy Mendez
7 de Julio de 2022 a las 11:11 am

Vidas extremas: vivir con una discapacidad

Así es como algunas personas con discapacidad han trabajado para hacer sus vidas extremas. (Foto: Twitter / @expedientesgt)

Se conoce como discapacidad a la falta o limitación de alguna facultad física o mental que imposibilita o dificulta el desarrollo normal de la actividad de una persona, pero existen personas que sufren de una discapacidad y se vencen los obstáculos para tener vidas extremas.

Así es como algunas personas con discapacidad han trabajado para hacer sus vidas extremas. | Foto: Twitter / @expedientesgt

El equipo de Expedientes decidió conocer personas que vencen barreras y se concentran en vivir creando las oportunidades para hacer lo que más aman.

Rudy González es el fundador de Amigos 4×4, quienes disfrutan de su tiempo conduciendo en terrenos complicados y de difícil acceso. Este grupo también busca ayudar a otras personas necesitadas, reconstruyendo viviendas o cuartos habitables.

Foto: Captura

También conocimos a Bryan Morales, quien a sus 22 años disfruta de practicar deportes acuáticos. Al perder a sus padres a una temprana edad, el joven se hizo cargo de sus estudios y trabajar para ayudar a sus dos hermanos. Hace tres años sufrió un accidente automovilístico, que lo dejó en coma durante ocho días.

Durante dos años, Bryan se deprimió por perder su pierna. Sin embargo, cuando salió a la playa, sus amigos lo motivaron a buscar un pasatiempo, terminó practicando deportes de agua, e incluso compitiendo.

Foto: Captura

Josías Vásquez, es un joven de 28 años, a quien la discapacidad visual no le ha impedido entrenar y competir en el ciclismo.

Pese a las dificultades visuales y económicas, este joven concluyó sus estudios y trabaja para ayudar a su familia, pero su ambición le permitió ser lo que siempre soñó: un ciclista de montaña profesional. Él considera que si bien su situación es difícil, ha logrado disfrutar de su vida gracias a la independencia que ha alcanzado.

Foto: Captura

Estos jóvenes explicaron a Expedientes que la discapacidad les dificulta hacer su vida, pero no porque ellos no puedan hacer las cosas, sino porque las personas intentan tratarlos con delicadeza o hacerlos dependientes.

Para miles de personas que sufren de alguna discapacidad, las limitaciones no se encuentran en ellos sino en la sociedad que no les permite desarrollarse como seres humanos, dentro de las escuelas, trabajos o deportes.