Cerrar
Por Carol Cifuentes
23 de Septiembre de 2022 a las 1:24 pm

Secta: ¿Engaño o salvación?

El equipo de ‘Expedientes’ realizó un reportaje especial sobre la realidad que se vive en algunas sectas.

Guatemala es un país laico, en el que cada persona es libre de profesar la religión o creencia que desee. Y aunque existen algunas iglesias que afirman solo ser una guía para las personas, con el paso del tiempo se han creado sectas que son señaladas por exmiembros y familiares de los miembros de aprovecharse de las personas, ¿engaño o salvación?

Uno de los casos:

En 2015 llegó al país un grupo de misioneros con un mensaje diferente: Un hombre afirmaba ser Jesucristo o bien, ser Dios.

Secta: ¿Engaño o salvación?
Javier Sánchez, líder de una secta

Un exmiembro de una secta comentó: “El señor que vino a predicar aquí, predicaba muy bonito y lo agarraban a uno con la palabra, con la Biblia y uno conforme la iba leyendo, le iba creyendo. Pero con el tiempo las cosas cambiaron, lo que él dijo no fue cierto”.

Por otro lado, una familiar de un miembro afirmó: “Ellos comenzaron a escuchar esta palabra nueva, nueva para Guatemala, a mí nunca me llamó la atención, pero a ella sí. Lamentablemente, se fue metiendo y me decía ‘andá, allí está la verdad, y yo le decía (por lo que escuchaba) ‘no, lee la Biblia, allí hablan de la vida eterna’, porque (en la secta) ellos predicaban que no iba a haber muerte para ellos”.  

Secta: ¿Engaño o salvación?
Chapintv

Secta: ¿Engaño o salvación?

Los exmiembros y familiares también señalan los daños que tuvieron debido a la secta. “Ella renunció al trabajo, comenzó a vender su lote, sus cosas”, dijo una familiar. “Mi hermana vendió su casa, sus trastes, hasta sus chamarras, sobrefundas y yo le pregunté por qué lo hacía; me dijo ‘porque tenemos que llevar el dinero con el siervo’”, añadió otra.

Y sobre el posible motivo de tanta influencia de la secta, Juan Manuel Larios, sacerdote de la iglesia Católica, afirmó: “El problema es que en Guatemala la gente es muy creyente y se cree hasta lo que no tiene que creerse. Por ejemplo, la gente cree en brujerías, en cartas, en la mala suerte, la gente cree en todo; entonces viene algún aprovechado por ahí y empieza a decir disparates y la gente se lo cree”.  

¿Engaño o salvación?
Javier Sánchez

Asimismo, el historiador Walter Gutiérrez dijo que no es algo fuera de lo común, pues a lo largo de la historia se han registrado casos.

Conozca todos los detalles en el segmento “Expedientes”.