Jueves 18 de Enero 2018

Salen a luz más detalles sobre la ‘‘casa del horror’’: los hijos vivían con una comida diaria y dos duchas por año

Este jueves David Allen Turpin y Louise Anna Trupin recibieron los cargos por tortura y abuso infantil, indicó el fiscal del condado de Riverside, Mike Herstrin.

 

(function(d, s, id) {

var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];

if (d.getElementById(id)) return;

js = d.createElement(s); js.id = id;

js.src = “//connect.facebook.net/es_LA/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8&appId=458742850978034”;

fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);

}(document, ‘script’, ‘facebook-jssdk’));

De mantenerse estas acusaciones, David, de 57 años, y su esposa Louise, de 49, se enfrentan a una condena de hasta 94 años de cárcel a cadena perpetua.

 

Su hogar (en Perris, California, Estados Unidos) ha sido llamado “la casa del terror”, ya que sus 13 hijos, de entre dos y 29 años, se encontraban encadenados y hambrientos.

 

Todo se descubrió el domingo, luego que una de las hermanas de 17 años lograra escapar y dar alerta al 911.

 

 

Se conocían detalles como que los niños no eran desencadenados ni siquiera para poder ir al baño, o que se encontraban desnutridos, sin embargo, hoy se supo a qué grado llegaban los vejámenes.

Daily Mirror

 

Los padres racionaban la comida a tal grado que solo les permitían comer una vez al día, y únicamente los duchaban dos veces al año, vivían encerrados en una habitación empapada de orina, eran golpeados frecuentemente e incluso estrangulados por algunos segundos, aparentemente los niños nunca recibieron medicina y mucho menos vitaminas, cuando a uno de ellos se le preguntó si consumía alguna medicina, este no sabía qué era.

Atarlos comenzó como una especie de castigo, algo que se fue extendiendo a semanas e incluso meses. Y eran impuestos por algo como que un niño se lavara las manos hasta las muñecas, ya que para ellos eso era "un desperdicio de agua".

CBS 11

 

Aparentemente los padres compraban comida para ellos, en especial postres y se sentaban frente a sus hijos a comer.

En un primer informe se dijo que todos eran menores, sin embargo, luego se descubrió que siete de los hijos eran adultos.

CBS 11

 

Cerrar