Miércoles 08 de Agosto 2018

Remedio natural para curar la tos crónica

La tos crónica tiene como origen una inflamación permanente de la mucosa nasal, lo que se conoce como rinitis, o bien de los senos paranasales, que sería una sinusitis. Las causas pueden ser diferentes, pero las más habituales son alergias e infecciones.

 

Te compartimos un remedio natural para tratar la tos crónica, para los cuales se necesitan tres ingredientes: aloe vera, miel de abeja y aceite de oliva.

mejorconsalud.com

 

El aloe vera es una planta efectiva para tratar infecciones como la tos, la bronquitis o la gripe. Al consumirlo, favoreces la eliminación de la mucosidad y suaviza las vías respiratorias.

La miel de abejas es un antibiótico natural muy adecuado para prevenir y tratar cuadros gripales y para calmar cualquier tipo de tos. En primer lugar, combate virus y bacterias. En segundo lugar, ayuda a eliminar las flemas gracias a su poder expectorante.

Dr. Jordi Roig Cutillas

 

Este aceite vegetal calma la irritación de garganta y la lubrica. Por este motivo, algunas personas consumen una cucharada de aceite antes de acostarse para prevenir los ataques nocturnos de tos. Además, el aceite de oliva fortalece nuestras defensas.

Remedio para la tos seca

Ingredientes
• 1 taza de jugo de aloe vera (250 ml)
• 3 cucharadas de miel de abeja (75 g)
• 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (45 ml)

Muy Interesante

¿Cómo se prepara?
• Si la miel es de buena calidad y no se ha sometido a altas temperaturas, es posible que esté sólida. En este caso, lo primero que debes hacer será calentarla al baño María.
• A continuación, mezclar la miel con el jugo de aloe vera y el aceite de oliva. Emulsionar bien, ya que son texturas muy diferentes. También puedes optar por batirlo todo.
• Conservar en la nevera en un frasco cerrado.

Innatia

 

¿Cómo se toma?
ara tratar la tos seca o cualquier afección gripal podemos tomar este jarabe del siguiente modo:
• 1 cucharada (15 ml) en ayunas, media hora antes del desayuno.
• 1 cucharada (15 ml) media hora antes de la comida.
• 1 cucharada (15 ml) justo antes de acostarnos, separada de la cena.

Muy Interesante

 

Cuando te encuentres mejor, y a modo de mantenimiento o prevención, puedes tomar solamente una cucharada en ayudas o antes de acostarte.

 

Video recomendado:

Cerrar