Cerrar
Por Nancy Mendez
15 de Febrero de 2022 a las 3:37 pm

Mujer utiliza sus gritos como alarma para alejar a los delincuentes

Los gritos de una mujer de Perú se han hecho conocidos, pues son similares a los de una alarma. (Foto: La República)

Mónica Aguilar es una mujer de 48 años, quien en los últimos días se hizo conocida por sus gritos, los cuales, sus vecinos han usado como alarma para alejar a delincuentes en el distrito de Santa Anita, Lima (Perú).

Esta peruana contó a un medio local: “Los vecinos lo escuchan y salen por su ventana. El barrio me dijo ‘tú vas a ser la alarma del barrio y cada vez que veas algo, tú solamente grita y nosotros salimos y hacemos bulla para que se vayan (los ladrones)’”.

Los gritos de una mujer de Perú se han hecho conocidos, pues son similares a los de una alarma. | Foto: Captura

Ella cuenta que aprendió a lanzar ese grito como alarma hace un par de años, cuando ocurrió un simulacro en su trabajo.

“En mi piso, al jefe de grupo, no le prendía el megáfono. Y de frustración y pura cólera hice el grito como si fuese un megáfono y todos mis compañeros se taparon los oídos, miraron, vinieron a mi oficina y me dijeron: ‘hazlo otra vez, hasta que bajemos las escaleras’”, comentó Mónica.

Foto: Captura

Y se hizo famosa en redes sociales, cuando el pasado mes, vio que su sobrino y un amigo caminaban por el barrio cuando unos ladrones se acercaron para quitarles sus pertenencias. Aguilar de inmediato utilizó lo único que se le ocurrió para evitarlo: usar su bocina natural.

Sobre ese día recordó: “Ese día grité y grité, y gracias a Dios, salieron los vecinos y los delincuentes se asustaron”.

Santa Anita: conoce la historia de la mujer que se hizo viral como la ' alarma humana' - Infobae
Foto: Infobae

En la actualidad, Mónica lidera una junta vecinal que busca comprar cámaras para captar la identidad de los delincuentes que intentan aprovecharse de ellos. Y por el momento, solo han conseguido una alarma para que Mónica no fuerce su garganta.

“Sí, he escuchado que personas hacen de alarmas naturales, he conocido a dos personas que lo hacen bien. Y así deberían sumarse más vecinos. A veces uno no está apto para apretar la alarma y no puede actuar, entonces hay que gritar, sin temor”, explicó.