Cerrar
Por Nancy Mendez
23 de Febrero de 2022 a las 12:30 pm

Joven perdió sus dos piernas tras consumir comida mal almacenada

Un joven terminó perdiendo las piernas luego de sufrir una fuerte infección causada por comida mal almacenada. (Foto: Recetas)

Un reciente estudio publicado en New England Journal of Medicine (NEJM) señala que un joven de 19 años perdió sus dos piernas tras contraer una grave infección a causa de consumir comida mal almacenada.

El estudiante universitario de Massachussetts (Estados Unidos) comió arroz, pollo y noodles que le habían sobrado de una noche anterior. Al inicio experimentó dolor abdominal y su piel comenzó a ponerse de color púrpura, por lo que acudió al hospital.

Qué hacer con las sobras de arroz? Ideas y recetas
Un joven terminó perdiendo las piernas luego de sufrir una fuerte infección causada por comida mal almacenada. | Foto: Spruce come

Sin embargo, a su ingreso al centro médico sufrió un fallo orgánico múltiple y “sarpullido”. Las pruebas arrojaron que además de esta enfermedad, él era un joven completamente saludable.

Tras varias pruebas fue diagnosticado con la enfermedad de púrpura fulminante o meningococemia, lo cual le causó náuseas, rigidez en el cuello, colapso respiratorio, shock y el fallo orgánico.

La 'ola joven' duplica ya los hospitalizados en Valladolid
Foto: El Día de Valladolid

Este diagnóstico fue una complicación poco frecuente relacionada con un shock séptico causado por bacterias.

Como la situación de este joven continuó empeorando y llegó a desarrollar necrosis, los médicos tomaron la decisión de amputar sus piernas. Además, fue necesario colocarle un marcapasos durante 13 días para estabilizar su función cardiovascular.

Si te sobra arroz ¡NO LO TIRES! Prepara esta deliciosa comida económica y  nutritiva - YouTube
Foto: YouTube

Este caso es extraño, pues se conoció que el compañero de cuarto de este joven también consumió las sobras de comida. Sin embargo, en el caso del este otro joven no fue grave, pues únicamente experimentó vómitos.

Los expertos han señalado que este caso, aunque rarísimo, es una advertencia sobre los peligros de almacenar incorrectamente las sobras de arroz y pasta. La razón es que estos alimentos contienen una bacteria llamada Bacillus cereus que, al calentarse y dejarse fuera demasiado tiempo, producen una toxina peligrosa.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) explican que, tras hervir el arroz, este debe mantenerse o muy caliente o enfriarse con rapidez. Lo ideal es refrigerar el arroz sobrante en las dos horas posteriores a la cocción y guardarlo en recipientes pequeños poco profundos.