Lunes 02 de Diciembre 2019

Esta es la extraña tormenta que los pilotos han utilizado como guía

Las modernas maravillas de la tecnología satelital han permitido vislumbrar este fenómeno

El planeta Tierra no deja de sorprendernos, y muestra de ello es “Héctor”, aunque parece una erupción volcánica, en realidad es un sistema tormentoso que aparece con tanta regularidad que hasta tiene su propio nombre.

 

 

 

Casi todas las tardes se puede observar a Héctor sobre las Islas Tiwi, cerca de la costa norte de Australia.

Las tormentas eléctricas son algo común y pueden tener lugar en cualquier parte del mundo, incluso en un sitio tan remoto como el Polo Norte. Esa naturaleza tan corriente implica que nunca se les pone nombre a estos episodios meteorológicos. Pero Héctor es la excepción.

La razón de la sorprendente regularidad de este acontecimiento meteorológico tiene que ver con la posición y la forma de las Islas Tiwi, ya que están situadas en una zona de convergencia entre vientos. A medida que las brisas marinas convergen sobre las islas, la topografía las conduce hacia arriba y empuja la humedad hacia la parte superior de la atmósfera. Eso crea inestabilidad en la atmósfera y es la receta perfecta para que las tormentas eléctricas se desarrollen.

 

Dado que las condiciones que generan la inestabilidad de Héctor son, bueno, bastante estables, los meteorólogos han podido estudiar este sistema tormentoso con todo detalle. Y a pesar de lo que digan los conspiranoicos, la extraña y habitual aparición de Héctor no es una prueba de que los chemtrails sean reales.

Las modernas maravillas de la tecnología satelital han permitido vislumbrar este fenómeno desde arriba. El satélite Himawari-8 japonés tiene una vista perfecta de Héctor que permite espiarlo a diario.

 

akamaized.net

 

Según un vídeo de la Oficina Meteorológica Australiana, los pilotos de la Segunda Guerra Mundial decidieron bautizar a este sistema tormentoso. Esto se debe a que en sus viajes entre Papua Nueva Guinea y la ciudad de Darwin, Australia, los aviadores utilizaban este sistema tormentoso como ayuda para la navegación. Así que no solo es divertido ver a Héctor desde el espacio, en realidad también tiene su utilidad.

 

Fuente: msn.com

 

Cerrar