Miércoles, 4 de Octubre de 2017 | 4:07 pm

Así se prepara una crema casera de árnica para curar contusiones

Te contamos cuáles son sus propiedades y cómo prepararla en casa (Foto: cremas-caseras.com)
Te contamos cuáles son sus propiedades y cómo prepararla en casa (Foto: cremas-caseras.com)

Las contusiones son lesiones físicas que se producen debido a un golpe, una caída o cualquier impacto fuerte sobre la piel, sin llegar a generar heridas abiertas.

 

Su síntoma principal es un dolor localizado, leve o fuerte, aunque también puede acompañarse con inflamación y hematomas.

Se pueden tener en cuenta algunos remedios de origen natural que ayudan a acelerar la recuperación.

A continuación te contamos cuáles son sus propiedades y cómo prepararla en casa con una fórmula muy sencilla.

mejorconsalud.com

 

El árnica es una planta reconocida por sus vistosas flores amarillas que, por sus propiedades, se ha valorado como ingrediente medicinal.

Sus extractos naturales contienen vitaminas, minerales y antioxidantes que, de forma externa, facilitan el tratamiento de algunas lesiones que sufre la piel.

Mejora el proceso de cicatrización de heridas superficiales y de paso reduce la inflamación de los tejidos y músculos.

Actúa de forma similar a varios relajantes musculares comerciales, disminuyendo la rigidez, los desgarros y otros problemas similares.

Cosmética Natural Casera Blog

 

¿Cómo preparar esta crema terapéutica de árnica?

Ingredientes
½ taza de aceite de almendras dulces (100 g)
½ taza de flores de árnica secas (20 g)
2 cucharadas de cera de abejas (30 g)
¼ taza de manteca de karité (56 g)
¼ taza de agua destilada (62 ml)
¼ cucharadita de bórax (1,2 g)

 

mejorconsalud.com

 


Utensilios
Recipiente resistente al calor
Cuchara de madera
Frasco de cristal con tapa
Batidora manual

 

mejorconsalud.com

 


Preparación
* Vierte el aceite de almendras dulces en un recipiente resistente al calor, y ponlo a calentar al baño María.
* Agrega las flores de árnica, remuévelas con una cuchara de madera, y baja el fuego para que se cocinen en el aceite durante 15 minutos.
* Pasado este tiempo, deja reposar el producto y, cuando esté tibio, fíltralo con una tela o malla.
* Toma la infusión de aceite de árnica y combínala con la cera de abejas y la manteca de karité, calentándolas a fuego bajo.
* Mientras esto se funde, mezcla el bórax con el agua y ponlo a calentar en otro recipiente.
* Cuando ambos productos estén bien calientes, mézclalo todo, teniendo cuidado de no quemarte.
* Sigue removiendo con el utensilio de madera, hasta que todo quede bien integrado.
* Espera que la mezcla repose a temperatura ambiente y, para finalizar, bátela para que adquiera una consistencia cremosa.
* Almacénala en un frasco de vidrio con tapa, en un lugar seco y oscuro.

Déjanos tus comentarios